Seleccionar página
cookies-privacidad

Movamos el foco para conseguir organizaciones saludables. 

En Hewego hemos diseñado un Modelo para potenciar las habilidades de salud de las personas y crear así organizaciones saludables. Para llegar a ese modelo nos hemos reunido con muchas organizaciones con el fin de conocer qué les duele respecto a la salud de las personas en sus organizaciones y también hemos entrevistado a muchos trabajadores para conocer su punto de vista sobre el mismo tema.
Si tuviéramos que elegir la emoción que con más frecuencia hemos detectado en las mencionadas entrevistas, podríamos decir que las organizaciones y los trabajadores por lo menos están de acuerdo en algo. Lo más habitual es que unos y otros al hablar de la Salud en las Organizaciones rezumen frustración.

No es casualidad…

Pero no es casualidad que transmitan la misma emoción, pues en ambos casos enfocan el asunto de la misma manera, fijándose en lo que no funciona, en los problemas, en lo que se hace mal. Y, claro, puestos a buscar fallos, siempre vamos a ver antes los errores ajenos que los propios.

No es raro hablar con responsables de organizaciones que consideran que el problema son las personas, que no aprovechan los recursos que la organización les brinda, cuando a lo mejor no son precisamente esos recursos los que dan solución a los problemas de los trabajadores. Del mismo modo, no pocas personas tienen una agudeza extraordinaria para identificar la mala praxis de la organización para la que trabajan, a la vez que son tremendamente descuidados con su propia salud.

Un sacerdote que trata de ayudar a parejas que se quieren separar, cuenta que siempre hace la misma pregunta a quienes acuden buscando su ayuda: ¿Has hecho todo lo que está en tu mano para evitar separarte? Como vemos, este sacerdote con su pregunta no busca culpables, sino soluciones.

    areas-de-salud

    Organizaciones saludables

    Las organizaciones que quieran mejorar la salud de las personas deben preguntarse primero si lo que están haciendo ayuda realmente a potenciar las habilidades de salud de las personas. Del mismo modo, las personas que realmente quieran mejorar su salud han de asumir con responsabilidad que su salud no depende sólo de su entorno laboral y deberán preguntarse cómo pueden ayudarse a sí mismas.

    Dejemos de poner el foco en los problemas buscando culpables en los demás y movámoslo para iluminar las soluciones que cada uno desde nuestra posición, con responsabilidad y compromiso podamos aportar.

    En Hewego queremos ayudar a las organizaciones y a las personas a mover el foco para crear verdaderas Organizaciones Saludable